Categorías del blog

Defectos de construcción

Negligencias médicas

Reclamación Swaps

Reclamación de multas

Accidentes de tráfico

Alcoholemias y delitos tráfico

Participaciones preferentes

Multas de tráfico

Reclamación compañías aéreas

Indemnización seguros


Servicios online

Servicio de reclamación por clausulas suelo en préstamos hipotecarios

Asesoramiento bancario, financiero y legal en hipotecas y productos de inversión

Segunda opinión jurídica o legal por abogados especialistas

Servicio de consultas jurídicas e informes por abogados y economistas especialistas

Cálculo indemnización accidente de tráfico: segunda opinión

Reclamación a bancos y cajas por participaciones preferentes

Ver mas servicios..

Noticias

25/04/2018
Accionistas afectados Banco Popular: Primera sentencia firme

16/04/2018
Abogada reclamación accidentes de tráfico en Lleida: latigazo cervical

11/04/2018
Afectados cláusulas suelo La Rioja: 98% de sentencias ganadas

11/04/2018
Afectados cláusulas suelo Arava, Bizkaia y Gipuzkoa : 98% de sentencias a favor del cliente

11/04/2018
Abogada accionistas afectados por el Banco Popular en LLeida: Mª José Horcajada, artículo de opinión

18/03/2018
Abogados especialista en alcoholemias en Bilbao, Vitoria y Miranda de Ebro

27/11/2017
Hipotecas multidivisa LLeida: noticia Sentencia del Tribunal Supremo

13/11/2017
Indemnizaciones en accidentes de circulación: Publicada actualización

06/11/2017
Protección consumidores : Nueva Ley Hipotecaria

Ver mas noticias..

La conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas ¿ delito o infracción administrativa?


La conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas puede constituir delito o infracción administrativa. El Artículo 379 del Código Penal, Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal regula los supuestos en que conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas es delito: “el que condujere un vehículo de motor o ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas. En todo caso ……el que condujere con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro.” Y contempla en su apartado primero como posibles penas “…..será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.” Es decir ,que tras la nueva reforma se considerará delito el que objetivamente conduzca con tasas superiores a las contempladas en el artículo anterior a pesar de que no le influyan en la conducción. La conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas no puede ser castigada al mismo tiempo como delito y como infracción administrativa por lo que si no se considera conducta delictiva se seguirá el procedimiento administrativo sancionador. Por su parte el ARTÍCULO 20 del Reglamento General de Circulación predica “Tasas de alcohol en sangre y aire espirado. No podrán circular por las vías objeto de la legislación sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial los conductores de vehículos ni los conductores de bicicletas con una tasa de alcohol en sangre superior a 0,5 gramos por litro, o de alcohol en aire espirado superior a 0,25 miligramos por litro. Cuando se trate de vehículos destinados al transporte de mercancías con una masa máxima autorizada superior a 3.500 kilogramos, vehículos destinados al transporte de viajeros de más de nueve plazas, o de servicio público, al transporte escolar y de menores, al de mercancías peligrosas o de servicio de urgencia o transportes especiales, los conductores no podrán hacerlo con una tasa de alcohol en sangre superior a 0,3 gramos por litro, o de alcohol en aire espirado superior a 0,15 miligramos por litro. Los conductores de cualquier vehículo no podrán superar la tasa de alcohol en sangre de 0,3 gramos por litro ni de alcohol en aire espirado de 0,15 miligramos por litro durante los dos años siguientes a la obtención del permiso o licencia que les habilita para conducir. A estos efectos, sólo se computará la antigüedad de la licencia de conducción cuando se trate de la conducción de vehículos para los que sea suficiente dicha licencia.”


  • Mª José Horcajada

Comentarios:

Añadir comentario: